Diversificación geográfica

La tercera capa de protección frente al riesgo de las inversiones

Diversificar lo máximo posible tu cartera a nivel global es importante para atenuar potenciales eventualidades negativas que pudiesen ocurrir en una zonas geográficas concretas, como por ejemplo una recesión o inestabilidad política. De esta manera, al no estar tu inversión concentrada en una determinada región del mundo, cualquier evento con alcance geográfico local no afectará de manera integral la totalidad de tu cartera, sino sólo una parte de la misma, reduciendo así el impacto de fluctuaciones de mercado indeseadas en la rentabilidad de tus inversiones.

Por ello las carteras de Finizens están diversificadas globalmente en aproximadamente 15.000 posiciones, 2.500 en acciones y 12.500 emisiones de bonos y obligaciones, con exposición a las economías de más de 120 países en distintos continentes.

Nuestras carteras incluyen instrumentos financieros que atesoran una amplia selección de renta variable de diversos continentes y regiones del mundo: Estados Unidos, Europa, Japón y por último, Países Emergentes. En la parte de la renta fija, se incorporan distintos instrumentos financieros de bonos que equilibran la deuda emitida por gobiernos con las obligaciones corporativas, todo ello a nivel global incluyendo bonos de Europa, Estados Unidos y otras regiones. Por último, los bienes reales (oro y bienes raíces) también tienen una exposición geográfica global en distintos continentes.

Mediante una diversificación geográfica global, conseguimos reducir el riesgo para las inversiones de nuestros clientes.